Un comentario

  • Supongo que se trata de un compañero mío de Unión Iberoamericana.
    Mantuvimos una buena amistad, pero debido a que fui trasladado a otra localidad, perdí la pista de él, pues tampoco ya estaba en la Empresa, ni tampoco sabía que estaba en Algorta.
    Me queda un recuerdo vivo de aquel amigo, que no era difícil mantener, debido a su buen carácter con ese grado de amabilidad, cultura y educación exquisita que poseía.
    A las personas que aún tengo contacto de aquella etapa, les haré llegar esta triste noticia.
    En mi nombre y de aquellos que pueda comunicar, trasmito mi mas sincero pésame a su familia y rogare una oraciòn por su alma
    Descanse en Paz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.