6 Condolencias en “Ramona Ermitas Sotelo Páramo

  1. Los hijos de doña Ramona Ermitas Sotelo Páramo (q. e. p. d.), don Emilio Gustavo y don Víctor Manuel, demás familia y amigos, así como el personal a su cuidado y servicio, agradecen las condolencias y muestras de afecto recibidas durante el velatorio, funeral y sepelio, que tuvo lugar el día 10 de febrero de 2020, en el Cementerio Sacramental de San Isidro, de Madrid.

    Asimismo, en la misa dominical celebrada el pasado día 9 en la iglesia parroquial de la villa de O Bolo (Ourense), ciudad natal de la señora fallecida, se ofreció una oración y un cariñoso recuerdo; la misa por el eterno descanso de su alma, se anunciará oportunamente.

    En Madrid, se han ofrecido también por su alma plegarias y oraciones durante la misa de aniversario (83º) celebrada el 11 de febrero en la Parroquia de Santa María del Monte Carmelo (Padres Carmelitas) en sufragio del alma del padre de la señora fallecida, don Gustavo Sotelo Rubinos (q. e. p. d.), Secretario Judicial que fue de la Villa de O Bolo et. al.

    También en Madrid, el próximo día 21 febrero de 2020 a las siete de la tarde, se celebrará en la capilla del Hospital Universitario de la Princesa (calle Diego de León, 62) una eucaristía por su eterno descanso. Ha sido convocada por la familia y por los facultativos doctor Roque Sánchez Sánchez y doctor Pedro Parra Caballero, que conocieron y asistieron de manera ejemplar a la señora fallecida.

  2. Queridos familiares, amigos y cofrades:

    Ayer sábado, día 15 de febrero, a las 12 del mediodía, se ofició en la histórica Ermita de San Isidro Labrador una misa que se aplicó por el eterno descanso de los fieles que han recibido cristiana sepultura en la última semana en el Cementerio Sacramental de San Isidro, el más antiguo de Madrid, entre ellos nuestra querida doña Ramonita Sotelo Páramo (q. e. p. d.).

    En la ceremonia, a la que asistió también una representación de la familia, se rezó con especial devoción a la Santísima Virgen y, por parte de la familia, se pidió además la intercesión del Santo para que la gracia y la paz de Nuestro Señor Jesucristo les acompañe siempre.

    Al igual que anteriormente lo fue su esposo don Emilio Martín Mateo (q. e. p. d.), cuyos restos también reposan en este cementerio, doña Ramonita Sotelo ha sido Mayordomo de la Pontificia y Real Archicofradía Sacramental de San Pedro, San Andrés, San Isidro y de la Purísima Concepción, por lo que rogamos una oración por su alma. Ambos permanecerán siempre en nuestro corazón, con fe y esperanza.

  3. Quienes no hayan podido asistir a los oficios y deseen recibir un recordatorio o simplemente mantener comunicación con la familia, pueden comunicarse con ella a través del formulario de contacto al que puede accederse en el enlace adjunto.

    El recordatorio recoge la imagen del Sagrado Corazón de Jesús, cuya meditación ha estado para todos tan presente en estos días, como fuente inagotable de ternura y misericordia. Sagrado Corazón de Jesús, en Vos confío.

    Se contiene asimismo el texto “La muerte no es nada”, popularmente atribuido a San Agustín, pero cuya autoría corresponde probablemente al canónigo inglés Henry Scott Holland (1847-1918), amigo de Chesterton y Belloc.

  4. Queridos familiares y amigos:

    El pasado viernes, día 21 de febrero, se celebró en la capilla del Hospital Universitario de la Princesa, la celebración eucarística en memoria de nuestra querida hermana doña Ramona Ermitas Sotelo Páramo (q. e. p. d.). La misa-funeral cantada y solemne fue oficiada por el Rvdo. P. Thomas Camissone Guetsane CMM, perteneciente a la Congregación de Misioneros de Marianhill, y contó con la asistencia y participación -además de la familia, amigos y vecinos de la señora difunta- de un nutrido grupo de fieles, personal del centro hospitalario y visitantes, que quisieron sumarse a la anunciada celebración. En la capilla del hospital, no se recuerda, en mucho tiempo, una celebración tan hermosa y con tanta afluencia de público.

    El P. Thomas conoció y asistió espiritualmente a doña Ramona Ermitas en sus últimos momentos, lo que le ha permitido unirse de manera especial al sentimiento de la familia, pronunciando una homilía entrañable, que quiso centrar en el misterio de ternura y misericordia que emana del Sagrado Corazón de Jesús. Reproducimos a continuación un extracto de las palabras pronunciadas por el religioso:

    “Queridos hermanos: (…) El pasado día 17 de enero, celebrábamos en esta humilde capilla una Misa de Acción de Gracias en su nombre (…) y ha querido el Señor que, teniéndola ya hoy en su seno, nos volvamos a reunir para honrar su memoria (…) Si en algo coinciden las personas que conocieron a Ramona Ermitas es que era una persona con una religiosidad profunda y sinceramente vivida, y era también y sobre todo una persona buena, una persona con un gran corazón. Tener un gran corazón es lo mejor que se puede decir de una persona, y no cabe duda de que tener un corazón limpio es lo que más nos acerca a Dios. (…) A ejemplo del Sagrado Corazón de Jesús, hemos de ser misericordiosos para gozar de la ternura de Dios y transmitirla siempre a los demás. Nuestra hermana Ramona Ermitas vivió de manera ejemplar las dolencias que le acompañaron estos últimos años, practicando los sacramentos, dando alegría a su familia como siempre lo hizo y manteniendo la fe y esperanza en el Señor. Con cariño yo mismo hace escasas semanas le administraba la Eucaristía y su familia me comentaba lo contenta que se ponía al verme entrar en la habitación y al saber que iba a recibir a Jesús sacramentado. (…) El señor estaba con nuestra hermana Ramona Ermitas, y por ello ha gozado de una muerte serena y tranquila, en la paz del Señor (…) e invoquemos la protección del Sagrado Corazón de Jesús y del Sagrada Corazón de María, a la que hoy imploramos su protección de madre entrañable en la advocación de la Virgen de las Ermitas, que se venera en el Santuario de las Ermitas en la provincia de Orense, de donde era natural nuestra querida Ramona Ermitas. (…) Mientras su cuerpo se apagaba, sólo el amor se hacía más fuerte que la muerte. Que el Señor la tenga en su gloria en el cielo junto con su esposo [Emilio Martín Mateo], padres [Gustavo Sotelo Rubinos y Dolores Páramo Quiroga] y hermanos [María Esperanza Sotelo Páramo y Jesús Gustavo Sotelo Páramo], donde esperamos reencontrarnos un día, en donde ya no hay dolor, ni tristeza, ni muerte, y viviendo ya la vida plena. (…) Sintámonos llamados como ella a una vida llena de la luz del amor, porque solamente así habrá merecido la pena haber vivido.”

    En la Oración de los Fieles, se vivieron también momentos emotivos al poner en manos de Dios las peticiones de la familia y de todos los asistentes, y orando especialmente por los padres de doña Ramona Ermitas, de quien heredó su bondad, y por sus hermanos, con quien compartió su alegría, así como por las personas que asisten y acompañan a enfermos y ancianos, por las personas que mueren solas y sin cariño, y por todos aquellos a los que esta sociedad materialista pretende descartar incluso con leyes inmorales e injustas. Se oró también especialmente por el doctor Roque Sánchez Sánchez y por su familia, para que Dios les conceda la gracia y la paz que merecen, de manera especial, quienes de modo ejemplar han consagrado su vida a ayudar a los demás.

    Durante la celebración, se entregó a los asistentes un cuadernillo cuidadosamente editado por la familia con las lecturas y cantos de la celebración. Quienes no hayan podido asistir y deseen recibirlo, pueden comunicarse con ella a través del formulario de contacto al que puede accederse en el enlace adjunto.

    En nombre de la familia, gracias a todos de corazón por el reconocimiento y afecto que habéis mostrado especialmente a los hijos de doña Ramona Ermitas. Que Dios os lo pague.

  5. Queridos amigos y hermanos en el Señor:

    Hoy, 8 de marzo, segundo domingo de Cuaresma, nos hemos unido especialmente a nuestra querida hermana doña Ramonita Sotelo Páramo al cumplirse un mes desde su fallecimiento. El pasado 8 de febrero, subió a la Casa del Padre, y hoy, como Pedro en el pasaje del Evangelio de la Transfiguración, sigue diciendo con alegría: “Señor, qué hermoso es estar aquí”.

    Al igual que el pasado domingo día 9 de febrero, tanto en la iglesia parroquial de la Villa de O Bolo (Ourense) como entre los amigos de la familia que residen en la localidad, se ha tenido especialmente presente hoy a doña Ramonita y a su familia, mientras continúan los preparativos para la misa que, como ya dijimos anteriormente, se celebrará en su memoria allí, en las hermosas tierras de su amada Galicia que la vieron nacer y en donde vivió una infancia dichosa con sus padres y hermanos.

    Os comunicamos, por tanto, que la celebración eucarística por el eterno descanso de su alma tendrá lugar el próximo día 22 de marzo, a las 11:30 h., en la iglesia parroquial de Santa María, plaza de la Iglesia, s/n, O Bolo (Ourense). Allí reposan los restos de sus padres y hermanos, rodeados todo el año de flores frescas y un recuerdo imperecedero.

    Estáis todos invitados a uniros espiritualmente a la emotiva celebración que, con tanto cariño, estamos todos preparando: los sacerdotes del Santuario de Las Ermitas, unidos fraternalmente a la Familia Sotelo Páramo tan querida en El Bollo, así como todos los amigos y residentes en la localidad, que con tanto agradecimiento recuerdan el legado de la familia Sotelo Páramo, muy especialmente por la profunda huella dejada en toda la Comarca de Valdeorras por el padre de doña Ramona Ermitas, don Gustavo Sotelo Rubinos, por su bondad, profesionalidad e independencia durante su etapa de Secretario Judicial del partido judicial de El Bollo (hoy partido judicial de Puebla de Trives), en los convulsos años treinta del pasado siglo.

    1. Queridos todos:

      A causa del estado de alarma decretado por el Gobierno por la crisis sanitaria del coronavirus, queda suspendida por el momento la celebración del funeral en El Bollo, que estaba prevista para el día 22 de marzo. La nueva fecha se os comunicará oportunamente.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *