Un comentario

  • Alejandro Beltrán Dahl

    Con gran tristeza acabo de leer esta noticia. Querido Embajador, querido Cónsul General de España en Tánger, descanse en paz. Aprendimos mucho de él en la Representación Consular en esta ciudad, en la que, todavía, muchos le recordamos con cariño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.