5 comentarios

  • M.jose almeida gomez

    Siento mucho su perdida fue la mejor persona.muy humana siempre de anima en todo.un profesional muy cercano le queria mucho ya hay otra edtrella en el cielo muy hrande y muy brillante.a su sra siento mucho su perdida se que le adoraba.ya estaras con los mejores descanse en paz.y para toda la familia un beso muy grande.

  • Alvaro Ordiñana Lorenzo

    Hoy es mi cumpleaños, 44. No hubiera sido posible sin la ayuda y el apoyo del Doctor J. M. Guerra Flecha.
    Mi Madre habla siempre con mucho cariño del doctor. Ayer me contó, que después de perder dos Neonatos Niñas, fue un un joven ginecólogo el Doctor Guerra Flecha, el que llevo los embarazos de mi hermano Mayor y el mío. El Doctor SIEMPRE estuvo localizable ( 1969 y 1975) en la época, en dos embarazos de alto riesgo ( siempre en cama).Con mí Hermano Alberto, todo fue bien, pero con mi nacimiento el Doctor todavía tuvo que emplearse más, Prematuro ni siguiera 7 meses, y el Doctor tocó la Excelencia.
    Así que MUCHAS GRACIAS DOCTOR J.M. GUERRA FLECHA,gracias por obrar milagros ya en 1975. Mi Madre siempre le estará agradecida por su cercanía, trato y profesionalidad. El pésame a su FAMILIA. GRACIAS
    María Del Carmen Lorenzo Montero.
    Alberto y Alvaro Ordiñana Lorenzo.

  • Acabo de enterarme por internet del fallecimiento del Dr. D. José María Guerra Flecha hace ahora algo más de un año. Siempre conservaré hacia el un sentimiento de profunda gratitud por su excelente buen hacer profesional y gran calidad humana. Gracias a él exclusivamente, pudimos tener a nuestros dos hijos.

  • Tuve el placer de poderle conocer en persona y siento enormemente enterarme de su fallecimiento. Mi más sentido pésame a la familia.
    Gracias a él estoy en este mundo, ya que en 1977 los partos de pie y con cordón enrollado al cuello eran muy muy complicados… Eternamente agradecida.

  • María de la Concepcion García Garcia

    Me atendió el parto de mis dos hijas gemelas, en 1982. Era un excelente profesional y una gran persona. Descanse en paz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.