Un comentario

  • Julia Yturriaga Matarranz

    María Dolores, hasta siento.vergüenza por darte el pésame a estas alturas. Lo he sentido de corazón y en él conservaré siempre, tantos buenos momentos compartidos. Me gustaría saber de tí y de tus dos hijos y nietos. Tengo 85 castañas pero no estoy mal, no me puedo quejar
    Un fuerte abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.